ACTUALIZACIÓN DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS.

Durante los últimos 13 años, la mortalidad por causa infecciosa en Estados Unidos ha aumentado de 41 a 65 por 100.000 habitantes. Este aumento, de un 58%, en un país desarrollado, contradice las previsiones de mediados de siglo que suponían que a finales de éste las enfermedades infecciosas iban a dejar de ser una causa importante de muerte. Las revisiones actuales sobre mortalidad por causa infecciosa deben considerar además aquellos procesos de diversa índole en los cuales recientemente se ha considerado un microorganismo como su agente causal: úlcera péptica (Helicobacter pylori), carcinoma cervical (virus del papiloma humano), cirrosis no alcohólica y carcinoma hepático (virus de las hepatitis B y C). La población de este país entre 25 y 44 años de edad ha sufrido un aumento en sus índices de mortalidad por causa infecciosa de 6,3 veces más (630%), destacando el SIDA como causa fundamental. En todo el mundo la preocupación se expresa por publicaciones en revistas de reconocido prestigio: Eradication of measles in the Americas (JAMA 275: 224), Influenza vaccination for working adults saves money (N Engl J Med 1995; 333: 889), Prognosis for multidrug-resistant tuberculosis can be improved (Am J Respir Crit Care Med 1996; 153: 317), Resistance to Streptococcus pneumoniae is now common (N Engl J Med 1995; 333: 481), HIV replicates and mutates rapidly (Science 1996; 271: 582), Risk after needlestick is stratified (MMWR 1995; 44: 929), Another herpesvirus disease: Kaposi sarcoma (N Engl J Med 1995; 332: 1181). De acuerdo con esta multitud de información y continuando con el razonamiento inicial, cabe destacar las epidemias modernas y la mortalidad que de ellas se desprende (ver Tabla).

Enfermedad Muertes
epidémicaÁrea (periodo)
Infección por VIH Global21 millones
   (1978-1996)
Tubercolosis Global8 millones/
   año
Cólera América1.041.000
 del Sur (1991-1994)
Infección por Sur de Asia>100.000
Vibrio cholerae 0139  (1992-1994)
Dengue América200.000
&snbp; Central(1993-1995)
Hantavirus EE.UU.128
   (1994-1995)
Peste India?
   (1994)
Cólera Zaire>100.000
   (julio de 1994)
Difteria Rusia105.000
   (1994-1995)
Criptospordiosis Wisconsin419.000
   (1993)
Ébola Zaire316
   (mayo de 1995)
Leptospirosis Nicaragua>1000
   (1995)
Enfermedad de las Inglaterra10
vacas locas  (1995-1996)
Infección por Japón8.900
Escherichia coli  (1996)
0157:H7   

índice

VACUNACIÓN ANTIMENINGOCÓCICA A + C.
La eficacia de las medidas preventivas frente a un brote de meningitis dependerá de un reconocimiento precoz de los casos, por lo que una medida importante es la información; los médicos deben comunicar rápidamente todas las sospechas de infección meningocócica y se deberá conocer el serogrupo para cada caso. Como definición de brote epidémico, el Center for Disease Control and Prevention americano consideró (JAMA 1995; 273: 5) la aparición de 3 o más casos de infección meningocócica por serogrupo C entre los integrantes de una comunidad o personas que asisten a un mismo centro escolar, o a una misma institución, y en cuyo caso la incidencia alcance al menos una tasa de 5 casos por 100.000 habitantes. Según la información aportada en nuestro país por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, "globalmente se está registrando un incremento en el número de casos de meningitis meningocócica registrado, cuya tasa por 100.000 habitantes ha pasado de 2,33 en 1995 a 3,52 en el año 1996. Asimismo, se ha detectado un incremento en la participación del meningococo del serogrupo C, que de asociarse al 41,9% de las meningitis meningocócicas durante 1995 ha pasado al 58,9% en 1996". Los primeros ensayos con vacuna antimeningocócica datan de 1968 y fue aplicada con éxito en África en 1970; en 1974 se realizó la primera campaña de vacunación masiva (¡80 millones!) en Brasil con la vacuna A+C y, por último, en 1982 se comercializó la vacuna antimeningocócica tetravalente A+C+Y+W135.
Ver Editorial

índice

EL GUSTO POR LA COMIDA EXÓTICA Y SUS RIESGOS.
Un reciente artículo (Clinical Microbiology Newsletter 1996; 18: 129) destaca la presencia de ciertos parásitos más o menos familiares en algunos alimentos, que pueden tener serias consecuencias cuando éstos se consumen crudos. Se ha hallado Angiostrongylus cantonensis en los mariscos tailandeses, Gnathostoma spinigerum en pescado, ofidios y ranas semicrudos del Sudeste asiático, Alaria americana en la carne de rana poco cocida, Diphyllobothrium en pescado crudo o semicrudo, al igual que Anisakis, que han producido infecciones documentadas en Japón, EE.UU., Francia, Holanda y otros varios países que han notificado toxiinfecciones alimentarias por la ingesta de pescado crudo, salado o ahumado. Y así una larga lista, sin dejar por ello de olvidar algo menos exótico, como Salmonella en la carne pocococinada del imperio de las hamburguesas.

índice

RECOMENDACIONES POR EL CONSEJO ASESOR CLÍNICO.TRATAMIENTO ANTIRRETROVIRAL EN ESPAÑA.
El Consejo Asesor Clínico del Plan Nacional sobre el SIDA ha editado cinco números de "Recomendaciones" de gran utilidad para el tratamiento coordinado de estos pacientes. Expertos en el tema, en colaboración con la Secretaría del Plan Nacional sobre el SIDA, han desarrollado estos fascículos referidos al enfermo terminal, a la infección y los laboratorios, al diagnóstico y al tratamiento en la infancia y el embarazo, y dos fascículos dedicados al tratamiento antirretroviral en su 3ª edición de noviembre de 1996. Entre los antirretrovirales disponibles tenemos:

a) Medicamentos registrados por la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad y Consumo: zidovudina, didanosina, zalcitabina, estavudina y lamiduvina.

b) Inhibidores de la proteasa, aprobados por la Agencia Europea del Medicamento, ya comercializados en España: ritonavir, saquinavir, indinavir.

Los criterios de aprobación de nuevos antirretrovirales los establece la Agencia Europea del Medicamento, que emite un informe denominado EPAR (European Public Assessment Report) disponible a través de Internet y de los laboratorios farmacéuticos.

índice

TRATAMIENTO Y CONTROL DE LAS INFECCIONES POR ENTEROCOCCOS RESISTENTES A LA VANCOMICINA.
Desafortunadamente existen pocas opciones frente a la prevalencia creciente de cepas resistentes: quinolonas halogenadas, nuevos glucopéptidos (entre ellos el más prometedor LY333328), derivados de tetraciclinas, las glicilciclinas, derivados de macrólidos..., pero quizá los agentes quimioterápicos más cercanos a convertirse en una alternativa sean las oxazolidinonas. Se trata de una nueva clase de antimicrobianos con buena actividad antienterocócica, aunque primariamente bacteriostáticos, que se encuentran en fase II de ensayo clínico. Respecto al control, se trata de un problema que es todavía mucho más americano que europeo; sin embargo, son recomendables las medidas del Hospital Infection Control Practices Advisory Committee (J Antimicrob Chemother 1996; 38: 753-756).

índice

Sociedad Española de Quimioterapia Home Page