,

Rev Esp Quimioter 2020; October 19

Recomendaciones sobre el uso de pruebas antigénicas en el diagnóstico de la infección aguda por SARS-CoV-2 en la segunda onda pandémica: actitud en distintos contextos clínicos

FRANCISCO JAVIER CANDEL, PABLO BARREIRO, JESÚS SAN ROMÁN, JUAN CARLOS ABANADES, RAQUEL BARBA, JOSÉ BARBERÁN, CARLOS BIBIANO, JESÚS CANORA, RAFAEL CANTÓN, CRISTINA CALVO, MAR CARRETERO, FERNANDO CAVA, RAFAEL DELGADO, JULIO GARCÍA-RODRÍGUEZ, JUAN GONZÁLEZ DEL CASTILLO, CRISTINA GONZÁLEZ DE VILLAUMBROSIA, MONTSERRAT HERNÁNDEZ, JUAN EMILIO LOSA, FRANCISCO JAVIER MARTÍNEZ-PEROMINGO, JOSÉ MARÍA MOLERO, PATRICIA MUÑOZ, ELENA ONECHA, MAMIKO ONODA, JUAN RODRÍGUEZ, MARTA SÁNCHEZ-CELAYA, JOSÉ ANTONIO SERRA, ANTONIO ZAPATERO

Published: 19 October 2020

http://www.doi.org/10.37201/req/120.2020

La alta transmisibilidad del SARS-CoV-2 antes y poco después de la aparición de los síntomas sugiere que sólo diagnosticar y aislar a pacientes sintomáticos puede no ser suficiente para interrumpir la propagación de la infección; por ello son también necesarias medidas de salud pública como el distanciamiento social. Adicionalmente será importante detectar a los nuevos infectados que permanecen asintomáticos, que pueden ascender al 50% o más de los casos. Las técnicas moleculares son el patrón de referencia para el diagnóstico de infección por SARS-CoV-2. Sin embargo, el uso masivo de estas técnicas ha generado algunos problemas. Por un lado, la escasez de los recursos (analizadores, fungibles y reactivos), y por otro el retraso en la notificación de resultados. Estos dos hechos se traducen en un retraso en la aplicación de las medidas de aislamiento entre casos y contactos, lo que favorece la expansión de la infección. Las pruebas de detección de antígenos son también métodos de diagnóstico directo, con la ventaja de obtener el resultado en pocos minutos y en el mismo lugar de atención. Además, la sencillez y el bajo coste de estas pruebas permiten repetirlas en días sucesivos en determinados contextos clínicos. La sensibilidad de las pruebas de antígenos es generalmente menor que la de las que detectan ácidos nucleicos, si bien su especificidad es comparable. Se ha comprobado que las pruebas antigénicas tienen más validez en los días alrededor del inicio de síntomas, cuando la carga viral en nasofaringe es mayor. Disponer de un análisis de detección viral rápido y en tiempo real como la prueba de antígenos se ha demostrado más útil para controlar la expansión de la infección que pruebas más sensibles, pero de mayor coste y tiempo de respuesta, como son las pruebas moleculares. Las principales instituciones sanitarias como la OMS, los CDC y el propio Ministerio de Sanidad del Gobierno de España plantean el uso de las pruebas antigénicas en una amplia variedad de estrategias para responder a la pandemia. El presente documento pretende servir de apoyo a los médicos implicados en la atención de pacientes con sospecha de infección por SC2, en el contexto de una incidencia creciente en España desde septiembre de 2020 que representa ya la segunda onda pandémica de COVID-19.

Rev Esp Quimioter 2020; October 19 [Texto completo PDF – ESPAÑOL] [Full-text PDF – ENGLISH]