,

Rev Esp Quimioter 2022; November 2

Impacto de la pandemia de COVID-19 en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes onco-hematológicos: un documento de opinión

EMILIO BOUZA, MIGUEL MARTIN, JOSÉ ENRIQUE ALÉS, NURIA ARAGONÉS, BEGOÑA BARRAGÁN, RAFAEL DE LA CÁMARA, JOSÉ LUIS DEL POZO, VALENTÍN GARCÍA-GUTIÉRREZ, RAMÓN GARCÍA-SANZ, DIEGO GRACIA, VICENTE GUILLEM, VÍCTOR JIMÉNEZ-YUSTE, MARI CRUZ MARTIN-DELGADO, JOAQUÍN MARTÍNEZ, RAFAEL LÓPEZ, ÁLVARO RODRÍGUEZ-LESCURE, JULIÁN RUIZ GALIANA, ANA MARÍA SUREDA, FRANCISCO TEJERINA-PICADO, ANTONI TRILLA, ANTONIO ZAPATERO, ESTEBAN PALOMO, JESÚS SAN-MIGUEL

Published: 2 November 2022

http://www.doi.org/10.37201/req/087.2022

No conocemos con precisión la cifra nacional de tumores sólidos diagnosticados en España anualmente y por tanto se hace difícil calcular si ha habido una disminución de diagnósticos de cáncer como consecuencia de la pandemia. Algunos datos indirectos permiten sospechar que la pandemia ha empeorado el estadio en que se diagnostican algunas neoplasias no hematológicas. A pesar de no existir una evidencia robusta, los pacientes oncológicos presentan una mayor tendencia a tener una mala evolución cuando contraen COVID-19. La respuesta de anticuerpos frente a la infección en pacientes con cáncer va a estar condicionada fundamentalmente por el tipo de neoplasia presente, el tratamiento recibido y el momento de su administración.
En pacientes con hemopatías malignas la incidencia de infección es probablemente similar o inferior a la de la población general, debido a las mejores medidas de protección adoptadas por los pacientes y su entorno. La gravedad y letalidad de la COVID-19 en pacientes con hemopatías malignas es claramente más elevada que en la población general. Dado que la respuesta inmune a la vacunación es peor que en poblaciones comparables, hay que establecer métodos alternativos de prevención en estos pacientes, así como planes de diagnóstico y tratamiento precoces.
Hay que retomar las campañas de diagnóstico precoz de neoplasias malignas con urgencia, vigilar las manifestaciones post-COVID, colaborar con las asociaciones de pacientes y hacer planes urgentes para hacer frente con más eficiencia a potenciales catástrofes futuras.

Rev Esp Quimioter 2022; November 2 [Full-text PDF]